domingo, 16 de noviembre de 2008

Crónica de un concierto

Lima Hot Festival: REM, Travis. 14 de Noviembre

Eran las 3 y 15, mis amigos y yo partíamos con un solo objetivo: pasarla súper bien en el concierto de nuestras vidas. Antes, en la Universidad nos despedimos de varios de nuestros compañeros, mientras tanto pensaba “voy al concierto de mi vida, después de esto todo será posible”.

Ahora sé que R.E.M. ha marcado una etapa de mi vida: la Universidad o el cambio de vida. Travis, mientras tanto, representará un estado sentimental, cada vez que escuche “Driftwood”, “Sing”, “Why Does It Always Rain On Me?”, “Re-Offender”, “Side” y sobretodo la bellísima “Flowers in the Window”.

Travis entró primero, y se hizo sentir su presentación fue coronada por la interpretación, con una sola guitarra acústica y con todos lo miembros del grupo reunidos frente a un solo micrófono, de “Flowers in the Window”. A mis patas Travis también les inspiro el recuerdo, les hizo volver en el tiempo y recordar épocas gloriosas cuando “tenían diecisiete”. La canción final de Travis fue “Why Does It Always Rain On Me?”, coreada por las 35 mil almas que trascendieron ese gloriosa noche del 14 de Noviembre en el José Díaz.

Creo que esperamos cerca de una hora para entrar al estadio, “Man on the moon” aun se veía vacío, nos ubicamos en un buen lugar, al menos pude ver respetablemente a los grupos. Cerca de las 6 y 30 empezó el concierto con Turbopótamos y luego con Cementerio, dignos teloneros. Luego fue el turno de Travis y cerca de las 10 y 15 entró R.E.M.

La presentación de REM fue magnífica, cada canción suya era una renovación total del estilo de luces y pantallas, empezaron con “Living well is the best revenge”: primero todo fue oscuro pero después, poco a poco, apareció la calva de Michael Stipe, el sombreo texano de Mike Mills y ¿el cabello grasoso? De Peter Buck. No podía creer que aquella banda legendaria que alcanzó la gloria en los 90 con “Losing my religion” y que inventó al rock alternativo estaba frente a mí (tampoco lo hubiera imaginado en mi tiempo de escolar). Por eso salté y salté y salté sin parar (saltamos, para ser más precisos), y canté, grité y coreé durante toda su presentación. Punto aparte la interpretación de “What's the Frequency, Kenneth”, en las que Stipe se puso sus peculiares lentes. También destacaron tremendamente “Supernatural superserious” y Man-sized wreath (ambas del último álbum “Accelerate”), dedicada “especialmente” a George Bush, antes Stipe había expresado su satisfacción con la elección de Barack Obama (Obamatic for the people).

Y así se fueron sucediendo los grandes temas de R.E.M. (hubieron más canciones pero no sé su nombre): “Drive”, “Imitation of life”, “The great beyond” y la hermosísima “Everybody Hurts”, que fue uno de los clímax de la presentación del trío de Athens. Luego tocaron “The One I love”, momento en que explotó la masa humana del estadio, sobre todo con ese “fire”, “Bad Day” y “Orange Crush”, muy amenas y explosivas estas dos últimas.

Después vino el turno de “Losing my religión”, empezó tenuemente con la ya inmortal introducción de acordes y de la nada se escuchó sobre todo el estadio la voz de Michael Stipe, generando el éxtasis total y trasformándonos en simples marionetas del destino. Ese fue el segundo clímax de la presentación de R.E.M. Es imposible describir como me sentí en ese momento, el mundo era un infinito, era ago irreal, era simplemente duda, aquella que acabó con todas las civilizaciones de la antigüedad. Mientras transcurrían las interpretaciones de Mills y Buck, Stipe bajó a la explanada y les tendió la mano a varios afortunados, era el clímax.

¿Que más siguió?, algunas canciones más y finalmente, como broche de oro, “Man on the moon”, el último clímax, el último momento de éxtasis, probablemente era una sensación muy parecida a los últimos segundos del orgasmo, aquella muerte lenta y placentera.

Y R.E.M. se fue. Había tenido la impresión de que el mundo se había detenido, que toda la vida era el concierto y que el mundo giraba alrededor de éste... Pero, cuando salimos del estadio y nos dirigimos al paradero, me di cuenta que volvía a la vida normal, que todo ello había sido grandioso pero que, a fin de cuentas, ya todo había acabado.

Solo podía mirar hacia adelante, porque la vida sigue…


"Losing my religion" - REM

8 comentarios:

huerto dijo...

Si Coltrane o Thelonious Monk vivieran... He nacido con más de medio siglo de retraso! Amado mundo de la posguerra...

Bueno, tu sabes que no me gusta tu música, pero que bien que hayas alcanzado tu éxtasis sensitivo, tu "orgasmo neural". Teniendo en cuenta que se sucedieron 3 o 4 de estos clímax en el concierto, podemos llgar a una conclusión: Maki es multiorgásmico, lo cual puede interesarles a D o a A.

Ahora, volviendo al mundo real (a mi natal Lima la Gris), el pelado que canta...se habrá convertido en el primer gori en ser reconocido internacionalmente?

zzwendigo12@gmail.com dijo...

Es probable que sea el primer gori que ha trascendido.

sora30989 dijo...

WOW... Maruko, se ve que te has divertido... Te felicito... Tú sabes que lo digo de corazón, para eso eres mi filosófico y poético amigo del cole', y lo que te hace feliz, pues a mí también, quedó claro? xD ahaha... Bueno, que bacán que la hayas pasado OK con tus amigos de la U... que hayas soltado tanta adrenalina y esas cosas xD... Claro que como te dije una vez, REM fue sólo en el cole', ahora ya no casi (sólo Losing my Religion, cuando la pasan en la radio xD)... y pues, digamos que el anime me cambió xD... Suerte, Maruko... es una experiencia para toda la vida... :)

zzwendigo12@gmail.com dijo...

Gracias Sora!!!!

zzwendigo12@gmail.com dijo...

Mi amigo Enzo escribió resoecto a este post, sólo que lo puso por el post 3:

Me alegra saber q la pasates muy bien en el concierto , me encanto la pate donde escribes Había tenido la impresión que el mundo se había detenido, que toda la vida era el concierto, que el mundo giraba alrededor del concierto. Pero cuando salimos del estadio y nos dirigimos al paradero me di cuenta que volvía a la vida normal. chevere

Anónimo dijo...

concierto estupendo!!... por momentos no se sabía si era Travis la banda de fondo o lo era R.E.M... wendy lo recordarás para toda tu vida, quizá ahora no pero es el paso del tiempo el que, lamentablemente, te hace valorar los momentos mas dulces de tu vida...

zzwendigo12@gmail.com dijo...

xvere Víctor Olórtegui, gracias por el apoyo!!!!!

Anónimo dijo...

no tenias q poner mi nombre completo ... =(. y ncima con tildes